Primer plano de Pablo Motos en "El Novato"

Pablo Motos se confiesa ante Joaquín Sánchez sobre la muerte de sus padres

El presentador cuenta que fue a trabajar el mismo día que los enterraba

Ya se ha emitido la tercera entrega del programa conducido por el futbolista Joaquín Sánchez y, en esta ocasión,  el invitado ha sido Pablo Motos. El presentador de El Hormiguero, siempre acostumbrado a conducir las entrevistas, se ha sentado frente a Joaquín para enseñarle a “presentar un programa de televisión”, y de paso, ha revelado las dos noches más dolorosas que ha vivido en El Hormiguero.

En esta tercera entrega de ‘El Novato’, Joaquín pensó “que iba a ser más fácil”, pero rápidamente se dio cuenta de lo complejo que es el trabajo de presentador, y el gran papel que desempeña el bueno de Pablo Motos.

Durante el programa, Pablo aseguró ser un obseso del trabajo, y que no ve el momento en el que se tenga que retirar: "Es muy difícil terminar el sueño de tu vida. ¿En qué momento dices que ya se ha acabado todo ese esfuerzo?", se pregunta Motos.

Pero lo más destacado de la entrevista fue la sincera confesión de Pablo, que dejó totalmente descolocado al futbolista al explicar sus dos peores noches en El Hormiguero. "Cuando muere mi padre, le entierro y esa noche fui a trabajar. Y también cuando murió mi madre. Los enterré por la mañana a 350 kilómetros y, por la noche, estaba en el programa. Cuando el dolor es tan grande y no lo conoces no lo puedes controlar. Pero el programa me sirvió de salvación".

Plano de Pablo Motos sorprendido
'El hormiguero' sirvió de salvación a Pablo Motos | Atresmedia

Sin duda, una confesión tremenda a la que Pablo ha aportado aún más detalles, y desvelando quién fue la persona que más le ayudó en esos duros momentos.

"Con mi padre me salvó Alejandro Sanz. Me trajo una botella de vino, me explicó lo que me iba a pasar que al año me daría otra crisis, hizo el programa conmigo... Y cuando acabó se quedó conmigo. Y cuando murió mi madre estaba Laura Pausini, al acabar se lo dediqué a mi madre. Y después no pude decir nada más. Me abrazó Laura", sentenció Pablo Motos.

Está claro que Pablo es un maestro de la televisión y, tras tantos años al frente de El Hormiguero, sigue siendo un auténtico referente. Su buen hacer y su profesionalidad han encandilado a Joaquín, que intenta aprender de los mejores a la vez que entretiene a la audiencia, cosa que está consiguiendo con creces.