Logo marujeo.com

Entrevista a Richard Nemen-Asilis, Míster Belleza Dominicano 2002

Aunque hoy sea domingo, día de relax para la mayoría, aquí estamos nosotros porque el multi-denominado mundo del cotilleo, farándula, actualidad rosa, o lo que mejor nos hace justicia a nosotros, el marujeo, NUNCA descansa.

Fue hace poco más de un mes cuando en la noticia del ganador de Míster Mundo 2007, contamos con los comentarios de Richard Nemen-Asilis, Míster Belleza Dominicano 2002. Aprovechando su popularidad en el foro y el honor que es para nosotros contar con las opiniones de primera mano de un experto en la materia de estos eventos hermosiles, le hemos realizado un mini cuestionario al amable líder en belleza masculina de República Dominicana en el año 2002:

DISFRUTA AQUÍ DE LA ENTREVISTA Y SUS FOTOS

¿Por qué te presentaste al concurso? ¿Te animó alguien o salió de ti mismo?

Primeramente se me habló del concurso, la verdad que nunca tuve la idea en participar en nada de esas cosas ejejje, un amigo me platicó del tema pero días después lo decidí por mi mismo, no sé pero se me despertó un querer descubrir qué se siente, incluso cuando estaba dentro ya lo tomé como un hobbie, luego fue que lo ví de forma mas seria.

Richard un año después del concurso en casa de unos amigos:

¿En qué consistió el certamen? ¿Fue televisado para todo el país?

El certamen consistió en buscar a alguien que representara el país ante la parte turística que visitaba el mismo, no fue un concurso con vistas a irse a otros países ni nada de eso, además a mi parecer careció de muchas cosas en lo que se refiere a organización, no fue televisado ni siquiera se mencionó mucho, lamentablemente en el país no se le da el valor a los concursos masculinos como lo hacen en otros países, el Míster Belleza fue un certamen de muy poca base económica, eso lo pude percibir.

¿Cuál fue el galardón?

El galardón fue un trofeo, medallas y promesas económicas que nunca ví jejjeje, para mi en lo más personal el galardón fue el darte cuenta que puedes y vivir la experiencia.

Richard con una de las medallas por su triunfo:

Después de tantos años, ¿Qué recuerdo guardas del certamen?

Realmente se quedan muchos recuerdos, pero el más importante es el recuerdo de la experiencia misma, el roce con muchas personas y de darte cuenta que no es una cara bonita solamente lo que cuenta.

Tras el triunfo en el concurso, tuviste más éxito con las chicas?

Éxito con las chicas? Jejej bueno, qué te digo? Sí, se te acercan con más interés, pero éxito en eso de conquistas no, nunca usé el título para jugar con nadie en lo sentimental, además si mi pareja se enterara en ese tiempo de conquistas mías y esas cosas estoy seguro que hubiese tenido serios problemas jejejje.

¿A qué te dedicas actualmente?

Actualmente me dedico a la Parapsicología y estoy en una fundación llamada Corazón Compartido en el sector donde vivo, la misma se dedica a ayuda referente a ropas, medicamentos, calzados, alimentos, etc. a personas necesitadas, es mi gran sueño y con algo estoy empezando.

Richard en la actualidad, tumbado en la playa con su buen instrumento digital:

¿Qué te llevarías a una isla desierta?

Primero si sé que está desierta ni me acerco jejej, pero si se da el caso llevaría el alimento espiritual BIBLIA, el alimento físico y una foto de toda mi familia, aunque creo que hay muchas islas y países desiertos, pero desiertos de amor, de paz, y en mi isla trato de llevar cada día algo que pueda aportar a que seamos más unidos.

¿Prefieres Pepsi o Coca Cola?

Jajaja prefiero agua, en dado caso a elegir entre las dos me pondría de acuerdo primero con la o las personas que estén compartiendo conmigo en ese momento para que tomásemos lo mismo jajajaj, y si no me puedo escapar de la pregunta que es lo que he pretendido hacer jajaj pues OK, COCA COLA.

Finalmente, agradecer a Richard por responder a nuestras preguntas y compartir con nosotros su belleza en el certamen y la actual en formato digitalizado, así como su tiempo, encanto, bondad y buen hacer, que seguramente a nosotros nos hará crecer y convertirnos en mejores personas.