7 maneras simples en que puedes convertirte en una mejor pareja

7 maneras simples en que puedes convertirte en una mejor pareja | Cedida

Las relaciones románticas son dinámicas. Cambian continuamente, reflejando circunstancias, tensiones y los altibajos cotidianos experimentados por ambos miembros de la pareja. Lo que nos sucede a ambos finalmente nos afecta a "nosotros" en la relación. Las relaciones más saludables tienen parejas que rutinariamente (si son inconscientes) se comunican con ellas mismas, con su pareja y su relación para ver cómo van las cosas y hacer cambios a medida que avanzan.

¿Cómo puedes responder a los cambios de relación? Un excelente punto de partida es evaluar tus propias contribuciones a su relación. ¿Qué estás haciendo que ayude, o lastime, la felicidad de tu relación? ¿Cómo influyen tus acciones y creencias en la calidad de tus interacciones cotidianas y las de tu pareja?

La evidencia científica respalda la idea de que cada miembro de la pareja es responsable de la salud de su relación. Para hacer tu parte, considera estos cambios simples, basados ​​empíricamente, como una guía hacia una asociación más feliz y saludable en pareja.

Duerme más

Cuidarse es un beneficio mutuo para ti y tu relación, y dormir está en la parte superior de la lista. La privación del sueño no solo puede afectar tu energía, estado de alerta mental y estado de ánimo, sino que reduce los niveles de glucosa, lo que afecta negativamente el autocontrol. Y el autocontrol juega un papel importante en el éxito de la relación: las personas con mayor autocontrol pueden responder de manera más constructiva a sus parejas, y mientras más autocontrol tengan ambos en la relación, su respuesta ante las dificultades cotidianas será más inteligente, constructiva y saludable.

Tomar medidas

Ciertos comportamientos marcan la diferencia en la relación de felicidad. Integra a tu relación sesiones de acuerdos, que sean espacios en los que puedan negociar las dificultades o diferencias que se presentan en la vida cotidiana, estos esfuerzos intencionales y planificados, podrían beneficiar las relaciones. Estos podrían promover la satisfacción, el gusto, el amor y el compromiso de la relación.

7 maneras simples en que puedes convertirte en una mejor pareja | Cedida

Estas negociaciones deben contener los siguientes elementos:

  • Positividad.Expresa felicidad y placer al pasar tiempo juntos.
  • Comprensión. Escucha, perdona, disculpa y abstente de juzgar.
  • Dando seguridad. Habla sobre el futuro; Recuérdale a tu pareja lo mucho que él / ella significa para ti.
  • Autorrevelación. Comparte sentimientos y anima a tu pareja a hacer lo mismo.
  • Apertura. Comparte lo que necesitas o quieres en la relación, haz preguntas aunque sean incómodas .
  • Compartir tareas. Compartir equitativamente las responsabilidades (por ejemplo, familia, hogar, relación).
  • Involucrar redes. Pasa tiempo con los amigos y familiares de tu pareja y anímalo a hacer lo mismo con la tuya.
  • Expresa tu gratitud. Sentirse agradecido es una cosa, pero decírselo a tu pareja es otra. ¿Expresas tu gratitud? Resulta que compartir tus sentimientos de gratitud está relacionado con las percepciones positivas de la pareja y la voluntad de expresar las preocupaciones de relación, lo que ayuda a mantener relaciones saludables.
  • Evita el hambre. Los nuevos planes para la salud física y el bienestar a menudo implican cambios en la dieta (comer más verduras, etc.), pero haz lo que puedas para evitar el hambre. Nueva evidencia sugiere que una dieta restrictiva puede tener un efecto negativo en la calidad de la relación. Cuando tienes hambre, la ira y la agresión son más probables. En las relaciones, estos momentos de "hambre" hacen poco para promover el bienestar de las relaciones.
  • Concéntrate en la humildad. Ayuda a tu relación controlando tu ego. No solo las personas humildes son evaluadas más positivamente como parejas más saludables en una relación, sino que la humildad parece ser un ingrediente importante para el éxito de la relación. Puedes mejorar las relaciones a través de una iniciativa humilde de integrar cosas lindas a su relación de pareja como cartas de amor , gestos de agradecimiento o cualquier acción que sepas que puede hacer feliz a tu pareja, una herramienta poderosa para las relaciones saludables.
  • Pasen tiempo de calidad juntos. Mucha evidencia anecdótica sugiere que pasar más tiempo juntos aumenta la satisfacción de la relación, pero solo recientemente la investigación analizó si el tiempo realmente aumenta la satisfacción o si tal vez la satisfacción de la relación aumenta el tiempo que pasan juntos. Contrariamente a la creencia generalizada, las relaciones a larga distancia no son diferentes en su calidad de relación, a pesar de la idea de que (por definición) las parejas en relaciones a larga distancia pasan menos tiempo juntas. Los resultados sugieren que podríamos prestar más atención a la calidad del tiempo que pasamos con nuestro socio, en lugar de la cantidad.
  • Ser amable contigo mismo. Para ser la mejor pareja que puedas ser, comienza siendo amable contigo mismo. Se está acumulando evidencia científica en apoyo de la idea de que un buen auto cuidado y auto valoración, es una base maravillosa para una pareja saludable. El auto cuidado es un hábito de gentileza hacia uno mismo en momentos de fracaso, insuficiencia e imperfección. La evidencia muestra que el auto cuidado predice los tipos de comportamientos que se traducen en relaciones más saludables, como ofrecer atención y preocupación por tu pareja. Trabajar en nosotros mismos puede beneficiar nuestras relaciones.

Con suerte, esta evidencia empírica puede ayudar a beneficiar tu relación. Ten en cuenta que las relaciones saludables reflejan un esfuerzo continuo de ambos miembros de la para abordar las necesidades de "yo", "tú" y "nosotros", y son difíciles de lograr de manera unilateral. Dicho esto, un esfuerzo diario de uno de los dos cambia la relación para el otro compañero, lo que puede influir en los pensamientos y comportamientos del otro. En otras palabras, tus acciones no ocurren de forma aislada; influyen tanto en tu pareja como en su relación compartida.