Logo marujeo.com

Javier Bardem llama imbéciles a los españoles

A Javier Bardem, ganador de un oscar por la película «No es país para viejos», parece que se le han subido los humos con todo esto de Hollywood. En una entrevista del suplemento del prestigioso periódico ‘The New York Times’, el actor ha arremetido contra los españoles, manifestando que cierta parte de la población española era imbécil y no habían apreciado su maravillosa interpretación, y que les interesa demasiado las intimidades de los actores.

javier-bardem-entrevista

Lo cierto es que Bardem y su novia Pe sólo conceden entrevistas a medios extranjeros, como si renegaran de su país. En la entrevista comentó estar harto de cierta prensa española, que no hacía más que desvelar intimidades de los famosos.

Pero es completamente normal que una pareja como la que forman suscite toda clase de noticias. Esconder una relación no es malo y parece que, cuando llegan a España, no están bien y huyen de todos. ¿Se les habrá subido la fama a la cabeza?

Recientemente, y en un comunicado, Javier Bardem rectifica de sus palabras, diciendo que todo se debe a una «mala interpretación» de algunas frases de su entrevista y recalcó su «profundo respeto y agradecimiento» a la gente de España.

Según Europa Press, en el comunicado el actor argumentó que, «lamentablemente», su «verdadero mensaje e intención» no llegó con «nitidez y detalle» debido a «problemas de comunicación lingüística y dificultades idiomáticas». Será que, claro, los españoles no sabemos inglés.

javier-bardem-entrevista2

«Debido a la mala interpretación de mis palabras en una entrevista y su eco en los medios de comunicación, quiero aclarar que nunca insulté a la población española.  El indudable buen carácter y profesionalidad de la entrevistadora Lynn Hirschberg fueron simplemente victimas de una interpretación totalmente errónea de mi declaración», se explica el acto español.

Bardem aclaró que en sus palabras se refiere a un pequeño grupo de personas que constantemente ataca» su carrera e «insulta» a su persona.

En este sentido, el actor recordó que «en numerosas oportunidades», como al recibir el Oscar por su trabajo en la película de los hermanos Coen, pudo expresar su «verdadero y profundo sentir» hacia su «gente», su «país» y su «idioma».

Nadie discute sus interpretaciones magistrales, lo que le han llevado a ser una gran estrella, pero la amabilidad con la que antes se refería a la prensa o medios en general está claro que se ha desvanecido. Las influencias de Pe, que sólo asiste a late nights americanos para hablar de su vida privada, pueden haber tenido algo que ver, según algunos medios de televisión, que culpan a la madrileña de la mala actitud de Bardem.

Javier, igual éste no es país para grandes estrellas.