Logo marujeo.com

El secreto mejor guardado del Príncipe de Asturias: su berenjena

principe felipe rio polla marujeo

Después de haber hecho un repaso al archivo fotográfico del Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, parece haber nacido un gran y único motivo para tener respeto y admiración por la retrógrada monarquía española.

Felipón, fiel aficionado a las americanas de talla XXXL,  pretende esconder con discreción la generosa dotación genital que la madre naturaleza le ha dado. Muy a su pesar, alguna vez se sucede algún desliz  que hace la delicia de alguna  maruja y acérrima al corazón rosa de la Casa Real, y como no, de su parienta Letizia Ortiz, que la muy pilla sabía bien lo que se llevaba al altar.

Bien lo pudimos comprobar el otro día cuando Letizia conmocionó al mundo con su casaca negra del rastro y el broche del mercadillo. A pesar de sus fachas, el paquetón de Felipe acaparó buenas miradas:

felipe letizia ortiz hortera

En esta otra imagen, por la cara de felicidad de ambos  y la abertura de boca y posición de la mano derecha de Leti, podemos imaginar que pasaron un buen rato antes de comenzar el acto oficial  del día:

principe felipe letizia ortiz

Inevitablemente, al príncipe le han de hacer sus trajes de aviación mediante previo encargo, para así colocarle un soporte especial oxigenado a su medida para sus poderosas zonas bajas:

felipe aviacion

En este otro acto oficial, Felipe parecía bromear gestualmente con la prensa sobre el miembro con el que practica sexo genital y oral a la vez con su escuálida Leti. Es decir, que se la introduce cautelosamente por abajo y le sale por arriba:

felipe letizia bromeando polla

Y finalmente, una fatídica instantánea de su perfil más indiscreto, donde la abertura de su descontrolada chaqueta, permite visualizar un  gran miembro bajo unos pantalones beige de la temporada 2004-05 de Pull&Bear:

felipe paquete pantalones beige

Después de estas imágenes, ¿a quién no le apetece rendirle de rodillas al Príncipe los mayores respetos?

Que Dios se la conserve por mucho tiempo.