Logo marujeo.com

Eurovisión: tongo y politiqueo

Tras ver el fastusoso ¿concurso? de Eurovisión, la primera pregunta que nos hacemos es si vale la pena asistir a este gran tongo el año que viene. Televisión Española tendría que pensar en ello seriamente.

chiki-chiki-eurovision

Y no nos referimos a la actuación de Chikilicuatre, que nos parece fantástico, es un toque de humor en un festival que cada año mandes a quien mandes, ya sabemos quien nos va a votar.

La elección de la ganadora, Rusia, con una canción festivalera y nada más, ya era algo comentado días antes por los que estaban en Belgrado y los que entendían un poco de qué va este desprestigiado festival.

Los países colindantes se votan entre si, convirtiendo lo que era un espectáculo de unión de países europeos, es puros intereses económicos y políticos. Ya sólo faltaban los países formados por la ex Rusia (que son bastantes) para que los intereses crezcan cada vez más. Nadie se cree que los espectadores voten a las canciones que más les gustan a través de teléfono o sms; todo es una gran farsa, en la que España ya no debería participar.

La fatalidad de este concurso, queridos eurofans, no se trata de llevar a un personaje de televisión, que ha quedado en el puesto 16; es decir, ha subido el nivel de las cuatro ediciones anteriores, donde hemos quedado muy por debajo, sino de los intereses entre países. Por esto es por lo que tendrían que estar realmente indignados y no por qué una pegadiza canción se ha querido reír de este concurso, que es una gran estafa.

chiki-chiki-eurovision

El propio Urribarri, haciendo gala de pitoniso eurovisivo, ya acertaba lo que íban a votar los países en este concurso. Más descarado, imposible. Los países nórdicos se votan entre sí, los ex países de ex Unión Soviética se votaban entre sí e igual que los llamados países del este. Albania, Grecia… por proximidad también se dieron votos; y como no Andorra y Portugal, y este año nuestro país vecino, Francia, nos dieron importantes votos. Hasta Irlanda, que este año no participó al no pasar la semifinal con el pavo Dustin, dio muchos votos a Reino Unido, que estaba al final de la clasificación y casi nadie les había votado.

Así que mandemos a quien mandemos nos seguirán votando los mismos países. Y ellos seguirán votándose entre si, con el triunfo continuado, como se ha visto en los pasados años, de los países del este. Estar en este concurso es una pérdida de tiempo, una bajada de pantalones, una gran vergüenza que esperemos no siga. Y si tenemos que volver a ir; que vaya alguien aún más friqui y con igual o más gracia que chiki-chiki para reírnos, aún más, de Eurovisión o ¿Europaísesexrusia?  ¡Baila el chiki-chiki!