Alerta alimentaria: Lidl retira uno de sus productos por presencia de Listeria

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha alertado a las Comunidades Autónomas sobre la presencia de esta bacteria
Lidl retira uno de sus productos por presencia de listeria monocytogenes | AGENCIA

La cadena de supermercados Lidl ha tenido que retirar uno de sus productos porque su consumo puede provocar problemas de salud. El día 15 de octubre de 2020, Lidl retiró su ‘Queso rulo de cabra 100 g’ con fecha de consumo preferente 06/11/2020.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha sido la que ha informado de la presencia de esta bacteria en el ‘queso rulo de cabra’, que está elaborado en los Países Bajos y se vende de forma exclusiva en España. 

La AESAN ha trasladado esta alerta a las autoridades de las diferentes comunidades autónomas españolas, con tal de que se retiren de los puntos de venta. Además, también se ha informado de que no se ha confirmado ningún caso de Listeriosis a causa de esta alerta del producto de Lidl. 

Según informa Lidl en un comunicado, se ha detectado Listeria monocytogenes en este producto. Ésta puede provocar enfermedades gastrointestinales graves, así como síntomas similares a la gripe, por lo que Lidl pide a sus clientes que no consuman el producto del lote afectado. 

Además, la compañía alemana explica que el ‘Queso rulo de cabra 100 g’ de Lidl se puede devolver a cualquier tienda Lidl, y se devolverá el precio de este (incluso si se presenta sin ticket de compra). Además, Lidl aclara que ningún otro producto de Lidl España, así como tampoco ningún artículo del fabricante, JERMI, se ha visto afectado.

Por su parte, JERMI, el proveedor del ‘Queso rulo de cabra 100 g’, pide disculpas a aquellas personas que se hayan podido ver afectadas por el producto en cuestión. 

La bacteria encontrada en el producto de Lidl

La listeria monocytogenes puede causar listeriosis. Según la plataforma ‘medlineplus’, esta bacteria puede provocar listeria y se puede encontrar en alimentos crudos, alimentos procesados y aquellos hechos con leche no pasteurizada. Además, es diferente a otros gérmenes, ya que también puede crecer dentro de temperaturas frías de una nevera. 

Entre los síntomas de la Listeria se pueden encontrar fiebre, escalofríos, vómitos o dolor de cabeza, y se trata con antibióticos. Además, según explica la plataforma, cualquier persona puede contraer la enfermedad, pese a que afecta más a mujeres embarazadas, a fetos, a personas con un sistema inmunitario débil y a aquellas que tienen una edad avanzada.

"La receta de Alberto Chicote que arrasa en Instagram: cómo hacer el redondo de ternera" "'Cenar a una hora concreta tiene consecuencias graves para la salud de los niños'"